Capitulo 21: De sus vibraciones

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas

Capitulo 21: De sus vibraciones

Message  ANGEDINDIGO le Dim 5 Avr - 21:09

20 de enero de 2006




De sus vibraciones







Lo que les voy a decir, corre pués el peligro de sorprenderlos, una vez más. Y por esto, les pediré tomar cada una de mis palabras aquí también en su sentido profundo.
Se encuentran en su camino, personas que no están de acuerdo con ustedes.
¿Qué hacen ?
¿Los evitan, los censuran, los juzgan ? Se apartan de ellas, sea lo que sea.
Yo sé que vivir en disarmonía no es cosa facil, y los entiendo.
Con todo, si analisan las causas de su disturbio en su presencia, se darán rápido cuenta que este disturbio no está proyectado francamente voluntariamente de su parte hacia ustedes, no el hecho es que és su individualidad propia, que toma entonces el relevo de su mental para hacerles sentir estas vibraciones que los disturben.
Y han pronto hecho generalmente de catalogar tal o tal persona de irresponsable, de presumida, de individualista, o yo que sé…
Hagan, si lo quieren pués, esta introspección honesta, y díganme si en estos momentos, no está experimentando simplemente miedo…

¿Miedo, me dirán ustedes ?
Sí, del miedo que les hace juzgar, tener ganas de huir, acurracarse en sus buenas antiguas convicciones también.
¡Esta comodidad, que buena está, y cuanto se quiere preservar cueste lo que cueste ! Hablo por supuesto de la comodidad del espíritu, que va a dirigir sus emociones, y toda su atención también.
Sí, ya que se trata bién del miedo aquí.
Tienen miedo, mis amigos, en estos momentos precisos. Y aunque mis palabras están chocándolos, les veo forcejear e intentar de decirme que me equivoco…

Vean esta sonrisa que les mando, y comprenderán todo el amor y el respeto que experimento por todos ustedes, pero siento mucho decirles que estoy en lo cierto.

Se encuentran de repente sacudidos por las declaraciones y las ideas de esta persona que intenta tal vez de unirlo a su rebaño, y de repente, ¡el miedo le toma de perder esta convicción que necesitaron tanto tiempo para establecer en ustedes ! De repente, todo está por derrumbarse, y este edificio que es el suyo se vuelve vacilante y poco seguro.
Entonces en un impulso de salvaguarda, toman posición de manera firme, y juzgan, emiten todos tipos de sentimientos encaminados en resumidas cuentas unicamente a protegerse y fortalecer sus creencias ancianas…
¿Tengo razón ?

Siento que están abriendo sus ojos, y poco a poco su corazón también.
Con esta abertura que se hace en ustedes, ahora, me permito hacerles otra vez esta pregunta encaminada por supuesto a desestabilizarlos un poco más...

¿Qué pensarían de alguien, quien frente a ustedes, tendría exactamente las mismas actitudes ?
¡Invierten los papeles, y díganse en total honradez que su actitud no le afectaría para nada !
No solamente estoy predispuesto a no creerlos, al menos que hayan de repente llegado a este grado de iluminación última.
No, mis amigos, tanto como son todavía terrateneintes en su vida, estoy asegurado que esta actitud frente a ustedes hubiera rápido hecho de desestabilizarlos igualmente, y que tendrían esta necesidad de justificarse, de hacer valer su razón y su buena fe.

Y pués, con todo este discurso, he venido hoy a hacer tomarlos conciencia que todo lo que está hecho a una persona, está hecho automáticamente a la mayor parte de ustedes, y a usted también.
Si respetan a este estranjero que no vive de la misma manera que usted, es usted, a través de este respeto, que respeta también.
El que está juzgado, juzgará también.
El que sufre, estará tentado de hacer sufrir, y sienten ahora que este círculo no tiene final, engendrando las peores peleas, las peores guerras también.

Comiencen por ustedes, mis amigos.
Analisan urgentemente el más mínimo de los sentimientos que emana de ustedes, el más mínimo de sus pensamientos también.
Ya que si tomo la pena de anunciarlos esto, es para hacerlos tomar conciencia que esta retransmición de información de los unos a los otros en su mundo, pasa por las palabras, o por sus emociones puras.

Y esta retransmisión resulta pués hecha con transferencia de energía. Energía del emisor, que va a encontrarse con la energía del receptor.
Este receptor, puede ser usted, como pueden tomar la posición en otro momento de emisor.
No piensan sobre todo que el receptor no va a emitir nada, porque lo que siente, lo va a poner automáticamente en posición de emisor también.
¡Y se dan cuenta hasta qué punto están relacionados, y ligados uno a otro de manera estrecha !
Ya no distinguo más el UNO y el OTRO, pero veo torbellinos de energías que están mezclándose en su diálogo, o todo intercambio entre usted y él.

Este torbellino puede ser alegre, triste, violento, o tranquilo…
Depiende de usted, …usted, el que me está leyendo en este momento, como depiende también de él, aquel otro con quién está en relación.

Entonces, intentan, se los pido, de procurar que este torbellino esté hecho de ternura y de paz, de amor también, y respeto, respeto de usted, y respeto del otro.
Con esta manera, habrán rápido hecho de eliminar todo miedo, todo juzgamento, todo odio o toda ira.

Tantos como son, ustedes son este UNO responsable del TODO, con sus pensamientos, sus actos, y por las vibraciones que tienen ganas de poner en juego en este círculo que forma la humanidad entera.

Terminaré diciéndolos esto :
« La humanidad, es usted, eres tú, mi amigo querido que está leyendo mis palabras en este instante, es este ser en peligro también, es este enfermo llamando socorro frente a su despedida próxima, es este anciano que se vuelve en su pasado y grita : ay, si hubiera sabido !!!!
La humanidad es la que usted quieren que sea, y usted es responsable de aquella. »

Piensen con esto, mis amigos.
Les agradezco.

Sananda.

ANGEDINDIGO
Administrateur

Messages : 61
Date d'inscription : 27/03/2008

Voir le profil de l'utilisateur

Revenir en haut Aller en bas

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut


 
Permission de ce forum:
Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum